¿Cuáles son las diferencias entre leasing y renting?

Al buscar alternativas para poder conducir un vehículo nuevo sin pagar altas cuotas de entrada, es común escuchar sobre el renting de coches y el leasing. Sin embargo, muchas personas tienden a confundir estos términos, aun cuando tienen significados bastante distintos.

Es por ello que, aunque ya te explicamos anteriormente qué es el renting, en el artículo de hoy queremos contarte con claridad cuáles son las diferencias entre leasing y renting. ¿Las conoces ya?

¿Qué diferencia hay entre renting y leasing?

Para comprender las diferencias entre renting y leasing, es importante entender cómo funcionan estos dos sistemas. El renting es una modalidad de alquiler a largo plazo, donde se puede disfrutar de la conducción de un coche a cambio de una cuota mensual.

Por su parte, el leasing funciona de una manera similar, pero la principal diferencia entre renting y leasing es sin duda alguna la posibilidad de que el usuario puede optar por comprar el vehículo tras finalizar el contrato.

A continuación detallamos los principales aspectos que hacen diferenciar a cada una de estas modalidades.

¿Qué diferencia hay entre renting y leasing?

Sistema de arrendamiento vs financiamiento

Hay que empezar por entender que el renting es un servicio de alquiler a largo plazo, donde la empresa de renting le cede los derechos de conducción del vehículo al arrendatario a cambio de una cuota mensual.

Sin embargo, el leasing es una modalidad de financiación donde el usuario tiene la opción de pagar el valor del coche a cuotas, para finalmente acceder a la posibilidad de poder comprarlo.

Opción a compra

Como hemos mencionado, en el leasing existe la posibilidad de que el arrendatario compre el vehículo tras finalizar el contrato, ya que en este sistema se contabilizan todas las cuotas mensuales como parte de pago del vehículo. De modo que al finalizar el tiempo del contrato de leasing, el usuario puede pagar la cantidad restante del valor del coche y adquirirlo.

En el caso del renting no sucede del mismo modo, ya que las cuotas mensuales se consideran como pago de un servicio. De modo que no se acumulan para tener una opción a compra, sino que al finalizar el contrato el usuario devuelve el vehículo a la empresa de renting. En ese momento puede tomar la decisión de renovar el contrato o solicitar un coche nuevo; aunque si lo desea, también puede intentar comprar el vehículo por el valor que tenga el coche en ese momento.

Beneficios incluidos

Otra de las grandes diferencias entre el renting y el leasing, es que en el renting se incluyen una serie de beneficios en la cuota mensual, como puede ser el pago de impuestos, seguro del coche, asistencia, revisiones y mantenimiento. Todo esto se debe a que la empresa de renting es la propietaria legal del vehículo y es la que se encarga de todas las obligaciones del mismo.

En el caso del leasing, la financiera le cede las obligaciones del vehículo al arrendatario, de modo que todos los pagos de servicios y demás requerimientos del coche los debe asumir la persona que ha firmado el contrato. 

Accesibilidad

El renting está diseñado para ser una opción accesible para todo tipo de usuarios, incluyendo a los particulares. Sin embargo, el leasing es una alternativa que solo se ofrece a empresas y autónomos, ya que se requiere de un perfil jurídico para poder optar por este tipo de financiamiento.

Duración del contrato

Otro aspecto que permite diferenciar el renting del leasing es el tiempo de duración de los contratos. El en caso del leasing, por lo general se estiman tiempos de contratación largos que van desde los 2 a 6 años. Sin embargo, el renting tiene diversas modalidades de contratación, que suelen ir de 2 a 5 años, aunque existen opciones como el renting flexible que puede llegar a tener duración de solo 12 meses.

¿Qué desgrava más renting o leasing?

Otra de las grandes diferencias entre el renting y el leasing es que a nivel tributario, existen amplios beneficios que se pueden obtener. Cabe destacar que en ambos casos se puede conseguir una deducción de la cuota en el pago de impuestos; sin embargo, el renting suele desgravar más, ya que en el caso de que se demuestre que el vehículo solo es usado para fines relacionados con la actividad laboral, se puede lograr una desgravación del 100%.

Esto no aplica para los particulares, pero la deducción del renting para autónomos y empresas es una de las grandes ventajas que ofrece esta modalidad, ya que permite lograr un ahorro significativo mes tras mes.

Renting vs leasing ¿Qué similitudes hay entre ambos?

Si bien hemos señalado todas las diferencias que hay entre el renting y el leasing, es importante destacar que también existen algunas similitudes que suelen ser el motivo por el cual se suelen confundir estos términos:

  • Tanto el renting como el leasing permiten conducir un vehículo como si fuera de tu propiedad, a cambio del pago de cómodas cuotas.
  • En ninguno de los dos casos se requiere del pago de grandes cuotas de entrada.
  • En ambos casos tienes la posibilidad de devolver el coche al finalizar el contrato, aunque en el leasing exista la opción de compra.

Renting o leasing, ¿cuál es mejor?

Ahora que ya sabes cuál es la diferencia entre renting y leasing, queda analizar cuál de estas opciones es mejor.

Hay que empezar por decir que aunque el leasing permite acceder a la compra del vehículo al finalizar el contrato, es una opción más limitada ya que solo es accesible para empresas y autónomos.

Además, en lo referente a ventajas fiscales el renting es mucho más rentable, ya que tanto las empresas como los autónomos pueden beneficiarse de la desgravación total de la cuota al contabilizar un coche de renting, ya que se considera como un servicio; de modo que la tarifa de tu vehículo de alquiler podría salir totalmente gratis.

Por otra parte, el renting te da la opción de conducir un coche nuevo cada cierto tiempo, sin tener que preocuparte de ningún gasto adicional y con todas las necesidades de movilidad cubiertas. Así que en definitiva se puede decir que el renting es una opción más rentable y atractiva que el leasing.

¿Has visto ya nuestras ofertas de renting? Echa un vistazo y descubre por qué cada vez son más los usuarios que se pasan a esta modalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *