¿Qué es el free cash flow de una empresa y cómo mejorarlo con el renting?

qué es el fcf

Si tienes una empresa o formas parte de ella, seguramente has oído hablar de su cash flow. Y si no te suena, apúntatelo ya, pues es un indicador (KPI) muy importante para tu empresa, ya que, con él, podrás comprobar si tienes o no liquidez.

¿Y si no te gusta decirlo en inglés? La traducción de free cash flow en español es bastante literal. En castellano lo conocemos como el flujo de caja libre. Ahora, te vamos a contar todo lo que debes sabes sobre este indicador.

¿Qué es el fcf (free cash flow)?

Para poder hablar sobre el free cash flow, primero debemos conocer su significado. Podemos definir de una manera muy fácil al cash flow: es la diferencia entre la entrada de dinero a tu empresa y su salida durante un tiempo concreto. En otras palabras, este indicador representa la liquidez que tiene un negocio, una vez se han descontado todos sus gastos (los recursos necesarios para su generación, sus inversiones…). Es su flujo de fondos.

Al hablar de flujo de caja libre nos referimos al informe financiero en el que conoces el flujo conseguido por tus actividades. Es decir, es el dinero que has generado en tu negocio, una vez has descontado los costes de producción.

En otras palabras, podemos decir que el FCF es el importe que tienes disponible tras descontar los costes de producción.

¿Por qué es importante el flujo de caja libre?

Conocer el flujo de caja libre es muy importante, ya que representa la cantidad de dinero con el que se paga tanto a accionistas como acreedores. También sirve para pagar las inversiones que se realizan para hacer crecer la empresa.

Es decir, con este indicador es posible conocer si las inversiones o los pagos realizados son muy altos en relación con el flujo de caja generado. Y con ello, puedes medir la rentabilidad de una empresa. A su vez, puedes conocer si la empresa necesita una ampliación de capital por parte de sus accionistas.

Disponer de este dinero, además, es sinónimo de efectividad y tranquilidad, ya que, con él, se pueden hacer frente a imprevistos. Si sale negativo, entonces sabrás que algo no funciona bien y deberás realizar las acciones necesarias para volver a reflotar tu empresa, como ahorrar costes sin renunciar a la calidad.

free cash flow empresas

¿Cómo se interpreta el flujo de caja libre?

El flujo de caja libre es una herramienta muy útil para conocer las necesidades operativas de fondos (NOF). Se puede averiguar mediante una fórmula en la que intervienen varios elementos:

Fcf formula

Lo primero que hay que hacer es calcular el beneficio bruto, que se realizará restando a las ventas el coste de ventas. Tras ello, sacaremos los beneficios antes de pagar impuestos e intereses, para restarle los impuestos y sumarle los gastos de amortización y provisiones. Como resultado, nos dará el flujo de caja bruto. Para conocer el flujo de caja libre tendremos que restarle al flujo de caja bruto la inversión en activo.

Para que te sea más fácil hacer el cálculo del cash flow libre, aquí te dejamos la fórmula:

  1. Beneficio Bruto = Ventas – Coste de Ventas
  2. EBIT (Beneficios antes de impuestos e intereses) = Beneficio Bruto – Gastos de Venta – Gastos amortizables – Otros Ingresos
  3. NOPAT (Beneficio neto después de impuestos) = EBIT – Impuestos
  4. EBITDA (Flujo de caja bruto) = NOPAT + Gastos de amortización + provisiones
  5. FCF (Flujo de Caja Libre) = EBIDTA – Inversión en activo circulante operativo – CAPEX (inversión en activo fijo operativo

Con esta fórmula podemos analizar las inversiones y saber si tu sociedad genera o no beneficios. Si el fcf es positivo, entonces, significa que tu empresa está creciendo y está saneada.

¿Cómo mejorar el free cash flow con el renting?

cómo se interpreta el flujo de caja libre

Hay diversas maneras para mejorar el fcf de tu empresa, como comprobar el stock o limitar las compras que realizas. Muchas empresas necesitan, por ejemplo, invertir una gran cantidad de dinero en materiales para que sus empleados desarrollen su trabajo. Por ejemplo, contar con una flota de vehículos para que los comerciales puedan desempeñar su función.

En este caso, una alternativa para que no haya un gran desembolso de dinero es el alquiler el vehículo, en vez de comprar. Aquí el renting puede resultar una opción muy interesante, ya que te ayudará a mejorar el free cash flow. Al contratar una flota de renting, no te gastas una cantidad de dinero importante en comprar tu flota, lo que se traduce en más liquidez. Además, podrás controlar más tus gastos, ya que solo pagarás una cuota fija al mes con todo incluido.

Asimismo, con APK renting, obtienes más beneficios al contratar tu flota, ya que tienes una gestión integral que te ayudará a controlar aún más tus gastos. Descubre nuestros planes personalizados y nuestras ofertas de renting y ponte en contacto con nosotros sin ningún tipo de compromiso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *