Suscripción de coches. Ventajas y desventajas que no conocías

Ventajas y desventajas de la suscripción de coche

La suscripción de coches es una modalidad que viene ganando fuerza últimamente, por la libertad que ofrece a los conductores. ¿Conoces esta nueva manera de tener un coche? En este artículo queremos explicarte las ventajas y desventajas de la suscripción de coches, así como otros detalles que en muchas ocasiones se pasan por alto para saber si esta modalidad es para tí o para tu empresa.

¿Qué son los coches por suscripción?

El alquiler de coche por suscripción es un tipo de renting flexible a corto plazo, donde el usuario tiene la libertad de configurar el tiempo de uso del coche y el kilometraje, con lapsos de permanencia mínimos.

Esta modalidad funciona como cualquier sistema de suscripción, en el cual pagas solo por el tiempo que vas a usar el servicio, sin recibir penalizaciones cuando decidas dejar de utilizarlo. En el caso de los coches por suscripción mensual, se establece un tiempo de permanencia mínimo muy inferior al que se establece en el renting, el cual puede ser de solo 3 meses.

Ventajas de la suscripción de coche

Ventajas de la suscripción de coche

La suscripción de coches se está convirtiendo en la opción favorita de muchas personas que desean conducir un vehículo nuevo o seminuevo, ya que tiene muchas ventajas que pueden ser útiles tanto para particulares como para la movilidad empresarial

Entre los beneficios de la suscripción de coche podemos mencionar:

Libertad de elección

La suscripción de coches permite configurar la cantidad de kilómetros a recorrer y el tiempo mínimo de contratación, lo cual es similar en el caso del renting. Sin embargo, debido a que no hay largos plazos de permanencia, es posible cambiar frecuentemente el vehículo por un modelo diferente sin mayores complicaciones.

Plazos de permanencia mínimos

Una de las grandes ventajas de los coches por suscripción es que los plazos de permanencia son muy bajos, por lo que en un plazo estimado de 3 meses podrás cambiar de coche y probar nuevas alternativas.

Esto es especialmente útil para las PYMES en crecimiento, pues se puede variar el modelo de vehículo en cortos periodos de tiempo según como vayan cambiando las necesidades de movilidad empresarial, como ya te detallamos en el artículo en el que te explicábamos cómo beneficia el renting en el proceso del crecimiento de una empresa.

Sin penalizaciones

Habitualmente, el renting de coches requiere de una permanencia de 3 a 5 años, con las excepciones del renting flexible que puede ser de 12 meses. Esto representa un lapso de compromiso mínimo de un año, durante el cual no se recomienda prescindir del servicio ya que las penalizaciones suelen ser elevadas.

En el caso de los coches por suscripción, la permanencia es muy baja (usualmente de 3 meses) por lo que tras ese corto periodo de tiempo ya se podrá finalizar el contrato sin recibir multas o recargos en el pago.

Desventajas de la suscripción de coche

Existen algunas desventajas de la suscripción de coches, las cuales están relacionadas principalmente con el precio del servicio.

Es más costoso

El primer inconveniente es que al ser un servicio flexible y sin largos plazos de permanencia, la tarifa mensual suele ser ligeramente más elevada que el renting normal. Esto se debe a que entre menor sea el plazo de contratación, la cuota mensual se incrementa, por lo que los coches de suscripción tienen precios más elevados que los de renting.

Menos rentable a largo plazo

Si se quiere contratar un vehículo por plazos de un año o más, la tarifa anual será mucho mayor en el caso de los coches por suscripción, por lo que es mucho más rentable aprovechar las ofertas de renting de vehículos si se pretenden superar los 6 meses de contratación.

¿A quién le conviene elegir la suscripción de coche?

Elegir la suscripción de coche

La suscripción de coches se ha creado como una alternativa de alquiler a corto plazo, por lo que es ideal para quienes desean contar con un coche con todos los servicios cubiertos por cortos periodos de tiempo, bien sea por trabajos temporales o por periodos vacacionales.

Este tipo de alquiler es ideal para particulares que requieren un coche de forma temporal, o incluso para autónomos que tengan necesidades de movilidad frecuentes sin permanecer en un solo lugar.

En el caso de las empresas, es una modalidad que se puede adaptar a las pymes que aún no están seguras del tipo de vehículo que se requiere para realizar eficientemente su actividad laboral. En este caso es ideal porque permite probar diversos modelos de vehículos sin permanecer atados al contrato por largos periodos de tiempo. Sin embargo, en el momento en que ya se defina cuál será el modelo ideal, será elegir un coche de renting para tu empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *